Cómo funcionan las fuentes de alimentación conmutadas

fuentes de alimentación conmutadas

El necesario avance de la tecnología ha catapultado el uso de las fuentes de alimentación conmutadas, las cuales vinieron a reemplazar a las antiguas fuentes lineales. Introducidas al mercado durante los años 80, estos componentes electrónicos son más ligeros y eficientes, por lo que explicaremos cómo funcionan las fuentes de alimentación conmutadas.

Características de las fuentes de alimentación conmutadas

Tanto la fuente de alimentación conmutada como lineal, funcionan bajo los mismos principios electrónicos, pero con ciertas diferencias:

El modelo lineal incluye un transformador que baja la tensión y la rectifica mediante el uso de diodos. Luego la corriente pasa por un filtro hecho a partir de condensadores y estabilizadores para generar valores más precisos. El problema es la pérdida de energía del transformador y el bobinado con cobre grueso para conseguir frecuencias altas, lo que influye en su peso.

Un modelo conmutado o inverter es mucho más ligero, evita las pérdidas de energía y puede contener un transformador más pequeño. Es un mecanismo con más componentes eléctricos que es capaz de llevar las frecuencias de 50/60 Hz hasta 100 Hz. Esto hace que la corriente alterna pase a continua y otra vez a AC, pero con una frecuencia diferente.

Funcionamiento de la fuente de alimentación conmutada

La manera más sencilla para que usted pueda entender cómo funciona una fuente de alimentación conmutada, es analizando cada una de sus partes. Ya que las hay con diferentes configuraciones, describiremos los componentes electrónicos más utilizados y según el proceso de conversión:

  • Filtro EMC. Absorbe problemas como armónicos, ruidos, transitorios y más, contribuyendo a que la fuente no produzca interferencias.
  • Puente rectificador. Su labor es convertir la AC en corriente pulsante, lo que posibilita la oscilación en un solo sentido.
  • Corrector de potencia. Este componente es el encargado de controlar el desfase entre la corriente y la tensión, mejorando el aprovechamiento de la potencia.
  • Condensador. Se encarga de regular la corriente pulsante para hacerla constante y con un valor estable.
  • Transistor. A esta pieza le corresponde detener y activar el flujo de electricidad. Así puede pasar de DC a corriente pulsante. 
  • Controlador. Posee varias funciones importantes: protege contra sobrecargas, sobretensiones y cortocircuitos. También activa y desactiva el transistor, modifica la señal enviada a dicho componente, mide la tensión de salida y controla la corrección del factor potencia.
  • Transformador. Este componente eléctrico cumple la función de bajar la tensión, al mismo tiempo que separa de forma física la entrada de la salida.
  • Diodo. Toma la AC que genera el transformador para pasarla a corriente pulsante.
  • Filtro. Se utiliza para transformar la corriente continua en pulsante.
  • Optoacoplador. Vincula de forma independiente la salida con el circuito de control.

Estos son los elementos mínimos que hacen posible el accionar de una fuente de alimentación conmutada eficiente. En CDMX Electrónica lo asesoramos sobre sus proyectos y le damos los mejores precios. Contáctenos al teléfono y WhatsApp: 55 1568 4524.